El portavoz del Partido Popular Democrático en la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, envío una carta a los miembros de la Junta de Control Fiscal enfatizando en que existen rutas para lograr la recuperación fiscal del país sin imponer medidas severas de austeridad que afecten la calidad de vida de los puertorriqueños. En la misiva, también adelantó que parte de la delegación viajará a Washington DC y Nueva York para promover iniciativas que fomenten el crecimiento económico del país.

“Estoy de acuerdo con su declaración de que, independientemente de las acciones que se tomen, deben atraer inversiones a Puerto Rico, y fomentar el crecimiento económico en las próximas décadas. Esto asegurará que el Gobierno pueda prestar servicios esenciales a la población de Puerto Rico, financiar adecuadamente los sistemas de pensiones y disponer de recursos para invertir en infraestructura básica. Sin embargo, diferimos en cómo alcanzar nuestras metas”, sostiene Hernández Montañez en su carta en la cual resalta las propuestas de la Junta que aprueba y las que no.

“En términos de mejoras en los ingresos, estamos de acuerdo en que la Ley 154 es esencial para mantener un nivel de ingresos que sea necesario para mantener al gobierno ofreciendo servicios a la gente”, subraya Hernández.

“También tengo que expresar mi fuerte oposición a la reducción del gasto en atención médica y a su sugerencia de que la financiación de la atención de la salud no debe estar prevista en el presupuesto. Independientemente de las acciones que se requieran en este desafío fiscal desalentador que estamos enfrentando, la atención de salud a la gente de Puerto Rico no puede verse afectada”, subrayó.

“Una vez más, nuestra delegación ejercerá una presión vehemente en Washington, junto con la Comisionada Residente, y representantes de otros sectores en Puerto Rico, para evitar la pérdida de fondos federales de Medicaid, y la disparidad en los sistemas de salud entre Puerto Rico y el continente”, manifestó.

“Para cubrir cualquier brecha fiscal que finalmente sea validada y aceptada por todas las partes, el Gobierno de Puerto Rico tiene que ser efectivo en la auditoría y reestructuración de la deuda pública total de Puerto Rico. Todos están de acuerdo en que no se pueden cumplir los términos y condiciones de nuestra deuda pendiente. Los tenedores de bonos han expresado su voluntad de considerar reducciones y aplazamientos significativos en el capital, y posponer el pago de intereses si el Plan Fiscal confirma la incapacidad del Gobierno para pagar. Tal reestructuración es una prioridad, y requiere nuestra atención más decidida”, afirmó el Portavoz al tiempo en que adelanto algunos de los viajes que estará realizando la delegación en los próximos días.

Hernández Montañez indicó que, además, le envió a la Junta un anexo con un desglose de legislación vigente que sólo necesita ser implementada por la Administración de Rosselló, la cual no tiene ningún impacto negativo para los puertorriqueños.

“Trabajaremos con la Junta para resolver los grandes desafíos que enfrenta Puerto Rico para traer estabilidad a nuestra economía, y restablecer su camino hacia la salud fiscal. Sin embargo, no puede basarse en mejoras de ingresos y reducción de gastos sin un recorte en el servicio de la deuda, y en un marco de tiempo poco realista que sólo causaría grandes trastornos a nuestra economía, y dolor a nuestros residentes”, concluye Hernández Montañez en su carta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *